A veces cinco hijos no son suficientes, hay parejas como Bernie y Diane Lierow que siempre soñaron con tener una gran familia, así que cuando sus hijos crecieron y decidieron volar para seguir su camino, la pareja sintió la necesidad de adoptar para darle a algún niño todo el amor de padres que aún tenían.

Ellos acordaron adoptar a una niña cuando cuatro de sus cinco hijos se mudaron a sus propios hogares. Cuando finalmente la decisión estaba tomada, la vida de ambos estaba a punto de cambiar radicalmente.

Bernie y Diane Lierow con sus hijos (Youtube)

La pareja comenzó a trabajar con una agencia de adopción local y luego participaron en un evento en donde debían conocer a su posible hijo adoptivo. Había muchos niños en tal evento pero Diane no podía despegar su mirada de una foto en blanco y negro de una niña que no había podido asistir.

¨Sentí una atracción inexplicable hacia ella¨, comentó la mujer.

La pareja decidió preguntar por ella y la agencia les advirtió… Diane nunca imaginó que responderían de tal manera.

¨No la querrás, hay algo raro en ella, no es la ideal para ser adoptada, fue lo que la organización dijo. ¨, comentó Diane.

Danielle

Pero a pesar de lo que les dijeron, la pareja no dejó de pensar que era la opción ideal y no se dieron por vencidos, se reunieron con el asistente social que trabajaba con la pequeña y les contó la historia más desgarradora que jamás hubieran imaginado.

La pequeña en realidad había crecido en terribles condiciones, su nombre era Danielle Crockett pero era mejor conocida como  ¨la niña de la ventana¨.

En el 2005, la policía recibió una preocupante llamada por parte de una vecina que aseguraba que algo extraño y terrible ocurría en la casa de a lado. La vecina había observado una cara pálida y delgada que no lograba reconocer, misma que miraba por la ventana.

Danielle vivía en condiciones inimaginables.

Mark Holste, el detective y su compañero llegaron al lugar y lo que miraron no lo han podido olvidar jamás.

¨Ese fue el caso de negligencia más escalofriante que he visto en toda mi vida. Parecía que caminábamos sobre cascaras de huevo, era imposible dar un paso sin aplastar cucarachas¨, comentó el detective.

El detective encontró a la niña abandonada en la parte de atrás de la casa sobre un colchón en terrible estado. Su habitación tenía el tamaño de un armario y había decenas de pañales sucios. El tiempo de abandono y las terribles condiciones de vida, habían causado graves daños en la niña de 6 años de edad.

Danielle no hablaba ni comía alimentos sólidos, estaba totalmente cubierta de piojos y pulgas, sólo pesaba 21 kilos cuando el detective la encontró.

La madre de la pequeña solo dijo que hacía lo mejor que podía.

La psicóloga Kathleen Armstrong, quien examinó a Danielle, explicó que el 85% de nuestro cerebro se desarrolla durante los primeros 5 años de nuestras vidas, así que debido a los hechos Danielle tenía la capacidad mental de un bebé aunque estaba por cumplir 7 años.

Su condición fue calificada como ¨autismo ambiental¨ al estar privada de todo contacto humano durante tanto tiempo, ella solo había sido aislada y nunca había interactuado con nadie.

La madre perdió rápidamente la custodia de la niña y durante seis meses Danielle estuvo en el hospital hasta que finalmente fue dada de alta.

Bernie y Diane estaban muy consternados ante la historia de la menor, Diane no podía parar de llorar al saber todo lo que la niña había sufrido y más que nunca se habían convencido de adoptarla, a pesar de que sabían que su llegada a la familia no sería fácil.

¨No teníamos ni idea si alguna vez había usado un cuchillo o un tenedor para comer, nos cuestionamos mucho acerca de cómo la haríamos progresar¨, comentó la pareja.

La menor sufría colapsos entre siete y ocho veces al día, además, odiaba salir a la calle, cuando lo hacían gritaba con todas sus fuerzas y se tiraba al piso. En cuestión de comida, ella sólo comía cuando ya casi enfermaba pues no había aprendido a controlar su apetito tras pasar hambre los primeros 6 años de su vida. A pesar de las dificultades, Diane y Bernie no se daban por vencidos.

Gracias al amor y a la constante lucha de la pareja, Danielle comenzó a progresar de manera significativa, pequeñas acciones como lavarse las manos, ir al baño sola o cepillarse los dientes, fueron avances increíbles para ella y todo gracias al apoyo de su nueva familia.

¨Nuestra hija ha superado todas las expectativas que los expertos tenían sobre ella cuando la encontraron. Hasta el paso más pequeño es un gran paso para ella y para nosotros. Ha aprendido cosas que pensamos que nunca haría por ella misma¨, dijo Diane.

Aunque Danielle continúa enfrentando dificultades con el habla, saluda a Bernie con un “hola papá” y ha llegado a decirles a ambos “te quiero”.

Luego del terrible maltrato que sufrió por parte de su madre biológica, Danielle toma sus precauciones con las figuras maternas y se toma su tiempo para poder socializar con los demás, Diane comenta que continúa siendo agresiva con la comida.

Aunque aún queda mucho camino por recorrer, los avances de la niña son fabulosos y representan un gran futuro para ella, la pareja no pierde las esperanzas de que así sea. Además, esperan también que en un futuro logre formar parte de la sociedad.

La trágica historia de Danielle ha tenido un giro inesperado gracias al amor, la paciencia y el compromiso que asumieron Bernie y Diane.

Definitivamente esta familia merece todas las bendiciones del mundo.

A pesar de que muchos aseguraron que no la querrían, para ellos es una hija más.

Le deseamos lo mejor a Danielle y esperamos continúe avanzando cada vez más en su recuperación, ella ha sido bendecida con unos padres maravillosos que seguramente continuaran a su lado en todo momento, más personas como Bernie y Diane necesita el mundo ¿no crees?

Fuente consultada: Newsner

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: