Una mamá llevó a su bebé al doctor tras notarle una mancha extraña en el paladar, y terminó en ridículo

Las madres primerizas suelen ser muy nerviosas cuando se trata de algún posible problema en la salud de sus bebés. En muchas ocasiones, los bebés solo están pasando un mal día y las madres se preocupan de más; y es que es común que al no poder hablar los bebés, ellas se sientan que sus hijos pueden estar en peligro.

Algo similar le ocurrió a Darian Depreta con su bebé en Carolina del Norte. Ellos estaban jugando cuando Darian notó que su bebé tenía una mancha bastante extraña y grotesca en su paladar.

Darian se asustó muchísimo y corrió a lavar la boca de su bebé, pensando que era posible que la bebé se hubiera comido algo, sin embargo la mancha no se quitó, haciendo que ella se asustara más.

“Intenté limpiarlo para ver si salía, y no fue así.” escribió Darian en sus redes sociales.

Darian estaba muy asustada al no poder remover la mancha del paladar de su bebé, por lo que se comunicó con su mamá para contarle y fue ella quien la convenció de llevar a la niña al hospital.

Ya en el hospital, el médico y la enfermera comenzaron a examinar a la pequeña para identificar de qué se trababa. Ellos le comentaron a Darian que nunca habían visto algo similar y que podría tratarse de una marca de nacimiento de la bebé.

Darian se sintió completamente ofendida con la suposición del doctor, ya que cómo era posible que ella no se diera cuenta antes de la mancha en el paladar de su hija; por lo que le pidió a los doctores que la revisaran nuevamente.

“Después de insistir en que no era una marca de nacimiento en el paladar, el doctor decidió echar otro vistazo a este misterio médico.” – añadió Darian en su publicación de Facebook.

El médico accedió a revisar nuevamente a la pequeña, y esta ocasión optó por pedirle a la enfermera que hiciera un raspado en la mancha del paladar.

“Él señaló que se ve un poco blanco en el costado, y ella realmente se metió allí tratando de rasparlo.” – fueron las palabras que agregó a la actualización de su publicación en redes sociales.

 

Al realizar el raspado sobre la mancha, el médico y la enfermera se percataron de que la mancha se trataba de un pedazo de cartón que había ingerido la pequeña y que se le había quedado pegado.

Este descubrimiento dejó muy avergonzada a Darian, quién señaló en sus redes que se sentía muy apenada y que no podría volver a presentarse en ese consultorio debido al ridículo que había pasado.

 

Darian actualizó su publicación de Facebook y ésta se volvió viral. Pero a pesar de haberse convertido en una situación cómica, no debemos descuidar lo que llevan a la boca nuestros bebés; ya que a esa edad ellos aprenden del mundo exterior a través del sentido del gusto.

Así que cuando veas que tu bebé lleva algo a su boca, no lo regañes, solo observa con atención para evitar algún tipo de asfixia o de infección en sus bocas.

Por favor, ayuda a compartir esta noticia con tus amigos y alertar a los padres sobre este tipo de incidentes.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: