La historia de Briana Williams, una madre soltera de tan solo 24 años de edad, es un gran ejemplo de motivación para todas aquellas mujeres que tienen un pequeño en casa y que no cuentan con el apoyo de su pareja.

Briana se convirtió en madre a muy temprana edad, cuando aún se encontraba estudiando la licenciatura en derecho por la Universidad de Harvard, una de las más prestigiosas a nivel mundial.

Para su mala suerte, cuando Briana supo que estaba embarazada su pareja no quiso hacerse cargo del pequeño y las abandonó a su suerte, dejando la carga completa en sus manos.

La llegada de este bebé parecía ser un obstáculo en su formación como profesional, pero Briana estaba convencida de dos cosas: quería terminar sus estudios y quería ser la mejor madre del mundo para la pequeña.

Con esta motivación en puerta, Briana se esforzó más que nunca en sus estudios y al mismo tiempo tuvo los cuidados necesarios para el desarrollo de su bebé.

A pesar de no haber sido una tarea nada sencilla, Briana no se rindió y el día esperado llegó. Su bebé estaba lista para venir al mundo, pero justo ese día ella tenía examen de Derecho de Familia, a lo que pidió al doctor que le inyectasen la epidural para que esto no le interfiriera con sus estudios.

Finalmente la bebé nació en abril del año pasado, trayendo consigo la alegría más grande que Briana había vivido y a su vez un sentimiento de orgullo que no cabía en su alma.

Hace un par de días, Briana presentó a su pequeña con el mundo de la mejor manera en el día de su graduación de la universidad. Con Evelyn, su bebé cargada en un brazo y en la otra mano su título como Juris Doctor, Briana no podía dejar de sonreír

Este mérito les abre un panorama a todas las madres solteras que creen que no pueden con la responsabilidad de criar a un bebé solas, pues demuestra que cuando en verdad se quiere algo, se puede conseguir si se lucha con el corazón.

¡Felicidades a Briana por su bebé y su graduación y la mejor de las suertes en esta nueva etapa de su vida!