Natasha Richardson era una gran actriz de Hollywood, quien desafortunadamente perdió la vida a sus 45 años de edad. Uno de los personajes más importantes que interpretó fue el de Elizabeth, mamá de las gemelas Annie y Hallie Parker en <Juego de Gemelas>.

En el 2009 Natasha se encontraba de vacaciones en el resort Mont Tremblant, en Québec, Canada, cuando la tragedia sucedió. Durante sus vacaciones salía a esquiar bajo el cuidado de un instructor, sin embargo un día mientras practicaba unos giros en la nieve, sufrió un accidente al tropezar, caer y golpearse la cabeza en una pendiente.

Ese momento cambió su destino por completo, y justo cuando mejor se encontraba la actriz, pues su carrera iba en crecimiento y se encontraba felizmente casada con el actor Liam Neeson.

Ese mismo día Natasha se comunicó por teléfono con Liam y le contó sobre el accidente: “Oh cariño, me caí en la nieve,” le contó como si hubiera sido hecho normal. Ella incluso aseguró que se sentía bien y que no quería ir al médico a una revisión.

Pero con el paso del tiempo, el golpe en su cabeza comenzó a mostrar ciertos síntomas y signos que la orillaron a ser ingresada de urgencia al hospital. Su marido se encontraba filmando una película en Toronto cuando recibió la noticia de que ella había sido hospitalizada y se trasladó de inmediato para conocer el estatus de su salud.

Al llegar al hospital el médico le mostró unas radiografías que le habían hecho a Natasha y fue ahí donde se dio cuenta que su cerebro sufría de una lesión grave, pues se encontraba aplastado contra el costado del cráneo.

Los médicos diagnosticaron en la actriz un traumatismo cerrado que provocó una hemorragia interna en el cerebro, dejándola en estado vegetal.

Ambos se habían realizado previamente una promesa en la que si alguno de los dos sufría un accidente que les imposibilitara continuar con sus vidas, el otro debía tomar la decisión de desconectar al que sufría.

El diagnóstico de “muerte cerebral” fue un golpe muy duro para Liam, pero él sabía que debía cumplir con su promesa. Y fue así como el 18 de marzo de 2009, dos días después del accidente se despidió de ella con las siguientes palabras:
“Cariño, no vas a volver de esto. Te has golpeado la cabeza. No sé si puedes oírme, pero eso es lo que está pasando. Te traeremos de vuelta a Nueva York y toda tu familia y amigos vendrán.”

Después de haber sido trasladada y despedida por sus familiares en Nueva York; Liam comentó a <60 minutos> que Natasha ahora hace feliz a 3 personas tras haberles donado uno de sus órganos.
“Donó tres de sus órganos (corazón, riñones e hígado), por lo que ella mantiene a tres personas vivas en este momento. Creo que ella estaría muy emocionada y complacida por eso también, en realidad.”

La muerte de la actriz fue un hecho inesperado y doloroso para sus familiares y amigos; su recuerdo vivirá siempre en sus corazones.

Que en paz descanse.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: