El virus puede ser muy agresivo.

El coronavirus sigue creciendo en el mundo, actualmente ha contagiado a más de 4 millones de personas de las cuales se han recuperado Un millón y medio, mientras que 316.000 han fallecido a causa de la enfermedad.

Michael Schultz, un enfermero de Florida, Estados Unidos, pasó a ser uno de los trabajadores de la salud que también se contagió de COVID-19. Su historia es muy sorprendente pues sufrió un cambio físico muy drástico.

El además de ser enfermero es fisiculturista y dedica parte de su día a día a trabajar en su musculatura.

A principios de abril comenzó a tener los síntomas del virus por lo cual decidió aislarse en su hogar. Día a día sus síntomas empeoraban hasta que necesitó ser ingresado de emergencia.

Se cree que las personas con problemas previos de salud son los más susceptibles al coronavirus, pero el caso de Michael demuestra que cualquiera puede caer grave, incluso personas atléticas.

Pasó 6 semanas intubado y aislado y su físico se deterioró al grado que perdió masa muscular y peso.

“Quería mostrarles a todos lo malo que puede ser estar sedado durante 6 semanas con un ventilador o intubado. Entre otras cosas, covid19 redujo mi capacidad pulmonar con neumonía. Durante 8 semanas he estado lejos de mi familia y amigos. Me fortalezco cada día y trabajo para aumentar mi capacidad pulmonar. Volveré a donde estaba esta vez de manera más saludable esta vez … Tal vez incluso haga cardio”. Se lee en su publicación de Instagram.

Ahora pasa los días con su pareja mientras se sigue recuperando de la enfermedad.

“Después de 57 días en el hospital sin poder ver a ningún visitante, luchando contra la neumonía inducida por covid, ¡finalmente me voy a casa! Tuve que hacer una parada en McDonald’s con mi ángel guardián, mi mejor amigo y mi novio. No hay suficientes palabras para describir lo agradecido que estoy por su ayuda, por el apoyo de mi familia y por los pensamientos y oraciones de muchos de ustedes. Agradezco todas tus amables palabras. Todavía tengo meses de recuperación por delante. Tan feliz que puedo pasarlo con Josh”

Su historia nos demuestra que todos podemos caer graves en con la enfermedad. Comparte esta nota para que todos tomen precauciones cuando salgan. Juntos podemos evitar la propagación de la enfermedad.