Murió cuatro días después de contraer coronavirus

Diego Bianco fue un paramédico de 46 años que había ayudado a cientos de víctimas del COVID-19. Este héroe, murió solo 4 días después de haber contraído el virus.

Bianco le comentó a un compañero que se sentía muy mal. “Estoy como si me hubieran tirado debajo de un camión” fueron las palabras que dijo. “Lo conseguiremos”, repetía de manera optimista. Murió en su casa de Montello, ahí vivía con su mujer y su hijo de 8 años.

Sus últimas semanas se le podía ver en jornadas largas donde respondía a todos aquellos que le llamaban por la pandemia del COVID-19. Esta enfermedad ya ha golpeado a cerca de una decena de sus compañeros y ha terminado con la vida de algunos de ellos.

El sábado 7 de marzo comenzó a sentirse mal. Registró 39 grados de fiebre y junto con algunos de sus compañeros (ocho operadores, seis enfermeros y cuatro médicos) fueron enviados a sus casas a descansar. No se les aplicó la prueba del coronavirus.

Toda su vida la había dedicado a prestar ayuda a quien lo necesitara. Su carrera la comenzó en Bérgamo siendo conductor de ambulancias, ahí había prestado servicios su padre también. Después pasó a rescatista en el hospital de Seriate y terminó en el Treviglio.

“Estaba siempre tranquilo, también ante las emergencias” su compañero Oliverio Valoti lo recuerda; “su experiencia en la calle le ayudaba mejor a entender cómo moverse. Y, de vez en cuando, volvía a la calle”. Los héroes que esta pandemia nos esta dándo deben reconocerce.

Descanse en paz

Comparte.