¿Cuál es la tarea del hogar que más detestas? Yo sin duda la de poner la lavadora, y ya ni hablar de cuando toca lavar los trapos de la cocina… ¡Una auténtica tortura! Las manchas de estos trapos, especialmente los de tela, tiene un origen del todo desconocido, tanto animal como vegetal, contra el cual es difícil de luchar.

¿Cómo limpias los trapos de cocina?

Los trapos de cocina son los receptores de todas las manchas que puedas imaginar. Tomate, grasa, aceite, pescado… Todo lo absorben y conseguir que vuelvan a ser blancos nos resulta prácticamente imposible.

Por muchos productos mágicos que compres, no hay nada como recurrir a los trucos de toda la vida. Nuestras abuelas hervían los trapos en agua para eliminar todas las manchas y dejarlos como nuevos, nosotros por suerte, tenemos el microondas.

Con este truco podrás dejar tus trapos como nuevos en lugar de tirarlos y comprar unos nuevos, que es lo que estabas haciendo hasta ahora.

1. Moja y enjabona el trapo

El trapo debe estar bien empapado y con jabón por toda su superficie, especialmente en las zonas dónde las manchas sean más persistentes.

2. Mete el trapo en una bolsa

Introduce el trapo mojado en una bolsa de plástico sin cerrar.

3. Al microondas

Selecciona una potencia media y calienta tu trapo durante, al menos, 1 minuto y medio.

4. Retira el trapo

Ayúdate de unas pinzas, ya que el trapo estará terriblemente caliente.

Ahora solo queda enjuagar y tender el trapo para que se seque como es debido. Tendrás tu trapo como nuevo y habrán desaparecido todas las manchas. Después de probar este truco, no volverás a lavarlos en la lavadora.

¿Conocías este truco? ¿Tienes una forma mejor de lavar tus trapos?

¡No olvides COMPARTIR este artículo con todos tus amigos! Ya es hora de enseñar a tus compañeros de piso a cómo dejar los trapitos bien limpios.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: