Para muchos el nacimiento de un hijo es el día más importante de su vida, un día en el que las emociones están a flor de piel y en el que no se puede mantener la calma pues lo que más se desea es que no haya complicaciones ni para la mamá ni para el bebé que viene en camino.

Por ello, escuchar que un médico diga ¨lo siento¨ es lo más terrible, cambia tu vida en un segundo totalmente, o al menos eso sintieron Matt y Jodi Parry.

Ellos se encontraban ansiosos y muy nerviosos a pesar de que no eran padres primerizos pero estaban por darle la bienvenida a sus tan esperadas gemelas, se encontraban tan felices porque por fin las tendrían en sus brazos, sin embargo, toda felicidad se volvió preocupación.

Facebook/JodiParry

El médico que atendió a la madre los llevó a una fría habitación en donde pronunció dos palabras que hizo que el mundo de estos se derrumbara: ¨lo siento¨.

Los ansiosos padres se sintieron destrozados en ese momento pues se imaginaron lo peor, los médicos les dieron la noticia de que sus bebés además de ser prematuras, ambas tenían síndrome de down.

Facebook/JodiParry

Abigail e Isabel, es el nombre que les dieron a las pequeñas y Finlay es el nombre de su primogénito. Jodi había sufrido un aborto después de que Finlay naciera así que sentía que podía soportar cualquier cosa, pues aquella situación había sido demasiado dolorosa para ella y había logrado superarlo, sin embargo, la realidad es que las palabras del médico rompieron su corazón, eran tantas sus ganas de volver a ser madre que temía que toda su felicidad se rompiera nuevamente.

Facebook/JodiParry

Para los padres la manera en que el médico les dio la noticia fue poco profesional pues hizo ver que el hecho de que las niñas tuvieran síndrome de down era como un ¨castigo divino¨ para él.

Debido a que las gemelas habían nacido seis semanas antes tuvieron que permanecer en la unidad neonatal, sin embargo, los médicos no les daban muchas esperanzas a los padres.

Facebook/JodiParry

¨Toda la felicidad se esfumó en un segundo, me sentía tan perdida, tan triste y confundida, ese día no me sentía como una madre¨, fueron las palabras de Jodi.

La probabilidad de que gemelos nazcan con síndrome de down, es una en un millón.

Debido a la condición de las niñas, una había nacido con un soplo en el corazón y la otra estaba sorda de un oído.

Para los padres era muy difícil digerir lo que estaban viviendo pero el amor que sentían por ellas era más grande que todo, así que su visión acerca de los hechos cambió pronto.

Facebook/JodiParry

Quizás si alguien se hubiera acercado a ellos o ellos hubieran recurrido a expertos, se les hubiera podido guiar y proporcionarles la información necesario acerca del síndrome de down, quizás esto los hubiera tranquilizado un poco y les hubiera quedado claro que a pesar de ello podían llegar a ser una familia muy feliz y llevar una vida tan normal como cualquier otra familia.

Ellos tenían la idea de que sus hijas nunca podrían hablar, ni andar, ni ir al colegio pero con el tiempo se dieron cuenta de que eso no era así, juntos lograron salir adelante, el apoyo mutuo entre los padres fue primordial para lograrlo.

Aun cuando muchos desconocidos continúan mirando a las niñas con morbo, ellas son infinitamente amadas por sus padres, hermano mayor y el resto de la familia.

Facebook/JodiParry

¨He deseado encontrarme de nuevo con el médico que nos atendió para preguntarle por qué dijo que lo sentía. Nosotros no cambiaríamos por nada del mundo a nuestras hermosas hijas, ellas son maravillosas, yo siento que el médico no lo haya visto así¨, comentó Jodi.

A sus seis años estas pequeñas le han dado una lección a todos, en especial a los médicos, ellas son unas niñas independientes a pesar de su condición, tienen sueños, anhelos y se esfuerzan mucho en todo lo que hacen.

Facebook/JodiParry

Definitivamente todos merecemos una oportunidad en la vida, con o sin condición.

No cabe duda de lo bella que es esta familia, ellos han sabido salir adelante pese a todo.

Esta familia nos da una gran lección: Siempre se puede llegar a ser más feliz de lo que esperas aun cuando tu situación no sea la mejor para otros.

Fuente consultada: Newsner

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: