Puede ser que finalmente la humanidad haya descifrado el gran misterio que esconde uno de los lugares más emblemáticos de todos los tiempos, mismo en el que de una manera extraña e inexplicable han desaparecido cientos de barcos y aviones, si, hablamos del triángulo de las Bermudas, ubicado en el océano Atlántico entre Florida, Islas Bermudas y Puerto Rico. 

Este lugar ha sido vinculado a numerosos sucesos sumamente extraños. 

Todo inició en 1945 con la desaparición de cinco torpedos estadounidenses y un avión que acudió a su rescate. Desde entonces han desaparecido 75 aviones más y 300 barcos en el mismo lugar que no han dejado rastro alguno, además de más de 1000 víctimas que nunca volvieron a su hogar. La última desaparición que se dio fue en el 2015, el buque de carga llamado ¨El Faro¨.

Science Channel, pasó un reportaje acerca de un grupo de científicos estadounidenses de la Universidad del estado de Colorado que descubrieron en las fotografías satelitales, unas nubes inusuales hexagonales, los meteorólogos compararon su forma de actuar con una bomba aérea. Entre algunas suposiciones, destaca el hecho de que estas nubes provocan corrientes de aire muy potentes, su velocidad podía alcanzar los 274 km/h. Este viento podría compararse con un huracán y al ¨explotar¨ el aire, provocar olas de hasta 15 metros en el océano.

No hay barco ni avión que pueda seguir su curso con una tormenta de tal magnitud. 

Lo curioso es que ninguna nube común produce figuras geométricas tan regulares. Sin embargo, las fotografías satelitales mostraron una excepción en el triángulo de las Bermudas. Después de este anuncio, un gran grupo de científicos puso manos a la obra para determinar qué es lo que provoca dichas anomalías.

Cabe destacar que no es el único misterio que este lugar alberga en sus profundidades. Hay quienes piensan que está maldito, otros que existe algo paranormal en sus aguas y otros que tiene algo que ver con los extraterrestres. Pero algo es cierto, ni siquiera los científicos han podido dar explicación a todas las tragedias que han tenido lugar ahí. 

Entre las desapariciones más misteriosas destaca la de Mary Celeste. 

Aunque no lo creas, el triángulo de las Bermudas comenzó a ganar fama en los tiempos de Cristóbal Colón. Durante su viaje al nuevo mundo, Colón notó que bolas de fuego caían del cielo y chocaban con el océano cerca del lugar. En aquel tiempo no existía ningún sistema desarrollado de comunicación, por lo que el triángulo de las Bermudas fue descubierto hasta el siglo XX, sin embargo, antes de ello, el macabro lugar ya reclamaba víctimas con frecuencia.

Una de las desapariciones más conocidas fue la del barco mercante estadounidense llamado Mary Celeste. Este barco zarpó el 7 de noviembre de 1972 con el capitán Benjamin Briggs a bordo, al igual que su esposa e hija de dos años de edad y una tripulación de 7 personas en total. Se dirigían de Nueva York a Génova, Italia, con un gran cargamento de 1700 barriles de alcohol crudo. Pocos días después de la última bitácora registrada del barco del 25 de noviembre, un barco británico se encontró al Mary Celeste flotando con una vela izada, todo parecía normal y estar bien, excepto por un detalle, no había nadie a bordo del barco y el bote salvavidas no estaba por ningún lugar. Lo único extraño que había era una espada en la cubierta, pero aunque se pudiera haber llegado a pensar que se trataba de un ataque pirata, todas las pertenencias de los tripulantes, el alcohol y un suministro de alimento para seis meses, se encontraban en su lugar. También puede descartarse cualquier desastre natural como por ejemplo un huracán, ya que el buque no presentaba daños de ningún tipo. El barco funcionaba a la perfección, así que nunca se pudo descubrir por qué las personas que estaban a bordo, lo abandonaron, además, nunca se volvió a saber nada de ellos. 

Aunque este misterio no tiene una conexión comprobada con el triángulo de las Bermudas, hay quienes piensan que las vidas inocentes de estas personas fueron reclamadas por el lugar maldito. Y estos, son sólo algunos ejemplos de los macabros acontecimientos que han tenido lugar ahí.