De manera algo insólita y a diferencia de otros multimillonarios enfrascados en cómo vilipendiar su fortuna, el magnate noruego Kjell Inge Røkke no nació rico ni tuvo la suerte de pertenecer a una familia adinerada. Antes de convertirse en dueño de casi toda la flota marítima del conglomerado financiero Aker ASA y alcanzar un valor en activos estimado en casi 3.000 millones de dólares, Kjell era un pescador sin mucha suerte y medianas ambiciones. Es por ello que toda su labor y sus logros y se deben al mar y por lo que ahora él decidió retribuir en algo lo mucho que ha obtenido de los oceános.

Y su deseo de retribución a los océanos no ha pasado desapercibido: el afán de Røkke es construir un buque de investigación de 181 metros de largo que trabajará en la retirada de plásticos de los océanos en ayuda mutua con la organización ecologista WWF (World Wildlife Fund), y que se espera que sea lanzado a las aguas en el verano de 2020.

El barco fue diseñado para recoger cerca de 5 toneladas de plástico de las aguas a diario, con todo tipo de desechos de este material: botellas, empaques, bolsas, tanques, etc. El propósito del magnate es recolectar todo cuanto se pueda de lo que la civilización arroja de manera criminal y dañina al agua de los océanos de todo el orbe. El yate todavía actuará como un gran centro de investigación navegante, con laboratorio, auditorio, vehículos subacuáticos, drones y la capacidad de recibir hasta 60 científicos para trabajo a bordo y a través de exploraciones sobre la superficie y el fondo del mar.

 

El buque contará con varios sistemas para que su impacto ambiental sea lo menos nocivo posible. Los estudios sobre clima, pesca, biodiversidad y la vida marina se impartirán dentro de la embarcación, que deberá funcionar en su capacidad total en 2020. Se calcula que habrá tanto empleos directos como indirectos cuando el yate zarpe a cumplir con su cometido.

“Forma parte de mi plan de deshacerme de gran parte de mi fortuna; quiero devolver a la sociedad y al mundo lo que me han dado. Este barco es para ellos”, tal fue la declaración que el magnate noruego brindó a los medios de todo el mundo.

¿Apoyas la idea de este multimillonario?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: