Cuando una mujer tiene un embarazo múltiple, las complicaciones son de lo más normal pero por desgracia, en muchos casos no todos los bebés logran sobrevivir.

Sin embargo, existe una magnífica excepción, los septillizos McCaughey, pues estos siete hermosos bebés lograron sobrevivir gracias al cuidado de su madre a pesar de haber sido tantos.

Bobbi McCaughey es el nombre de la mujer que dio a luz a siete pequeños que junto con su esposo Kenny se convirtieron en los primeros padres en tener septillizos sanos en el año 1997.

Los pequeños fueron nombrados Kenny, Alexis, Natalie, Kelsey, Nathan, Brandon y Joel, este caso provocó mucha polémica y curiosidad.

Muchas personas quedaron asombradas por este peculiar caso, incluso algunos imaginaron que había sido un milagro, pero desafortunadamente el padre de los pequeños no soportó tanta presión ante los gastos y las responsabilidades que una familia tan grande implicada, que terminó abandonándola.

Después de que su esposo la abandonó, Bobbi se encontró desesperada y muy preocupada pues ahora se tenía que hacer cargo de siete hijos ella sola, por fortuna, el entonces presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, decidió apoyarla con los gastos escolares, incluso algunas empresas privadas apoyaron a la madre realizando algunos donativos, el mundo mostró mucha empatía hacia esta familia pues entendía que no era nada fácil cuidar de siete hijos y por si fuera poco Bobbi tenia una pequeña hija llamada Mikayla.

En muchas ocasiones es muy difícil para las parejas poder tener hijos por lo que recurren al método artificial de inseminaciónconocida como “ fertilización in vitro”.

Esto mismo fue lo que la pareja hizo pero se llevaron una gran sorpresa al saber que siete embriones habían tenido éxito.

El tiempo ha transcurrido, para ser exactos 21 años y así es como lucen hoy los septillizos:

1-Kenny

2-Brandon

3-Nathan

4-Kelsey

5-Joel

6-Alexis

7-Natalie

En la actualidad los septillizos han crecido y se han convertido en adultos, ahora van a la universidad, la madre dice sentirse un poco sola pues estaba acostumbrada a una casa llena de alboroto y ruido. A pesar de eso ella está muy feliz y orgullosa de que sus hijos estén estudiando carreras como música, arquitectura, educación entre otras.

Esta familia sin duda es un ejemplo de perseverancia, lucha, esfuerzo y unión, a pesar de todo supieron salir adelante, esperamos que los chicos tengan mucho éxito en su futuro.

Fuente consultada: badabun

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: