Para los investigadores, uno de los temas más apasionantes es el ADN. Es un misterio de la ciencia que les encantaría descifrar y, a pesar de que se han hecho avances significativos para su explicación detallada, aún queda mucho por revelar.

Por su parte, una vez que nos enteramos que tendremos un bebé vienen automáticamente una gran cantidad de interrogantes a la cabeza. Entre ellas las que más figuran son las relacionadas con cómo será nuestro futuro bebé físicamente: ¿tendrá los ojos de mamá? ¿será tan alto como papá? ¿a quién se parecerá más?

Aún después de nacer, responder estos planteamientos es difícil pues a medida que va creciendo es cuando se van definiendo la mayor parte de esas características y a quien se parecía cuando nació, puede que no termine viéndose ni parecido en su adultez. A pesar de eso, hay ciertos rasgos que son invariables pues son determinados genéticamente, de manera hereditaria.

Entonces, para saciar en cierta medida la curiosidad que esto genera, te presentamos 10 características físicas que son heredadas por mamá y otras 10 heredadas por papá. De ahora en adelante, sabrás a quien le debes, por ejemplo, tu linda sonrisa o recriminarle tu baja estatura.

Vamos a comenzar con mamá…

Ellas tienen la loable tarea de llevarnos en su vientre durante nueve meses para luego dedicarse en tan medida a nuestro cuidado y protección. Pero, además de esto, ¿qué cosas de lo que somos como personas le debemos? …Entérate ahora cuáles son algunos de los rasgos físicos que son parte de su contribución genética. Te advertimos que después de esto debes amarla igual, aunque quizás sea responsable de una que otra de tus más grandes molestias.

1. Gen de la migraña.

La migraña es un dolor de cabeza intenso que puede darse en un solo lado de su cabeza o en ambos lados. Además del fuerte dolor, se asocian a este padecimiento algunos cambios de humor de manera ocasional, sensibilidad a la luz, vómitos y náuseas. Suena tan poco divertido como en realidad es.

Hay más de tres millones de casos de personas diagnosticadas con migrañas cada año. Según algunos estudios, hay una alta probabilidad de que el 70-80% de las mujeres diagnosticadas con migrañas las transmitan a sus hijos.

Estos investigadores creen que la causa de los dolores de cabeza severos proviene de un gen anormal que las mujeres pueden tener y, por si fuera poco, este gen puede ser heredado. Si bien es cierto que esta es una causa, también existen otros factores desencadenantes como; café, el ciclo menstrual de una mujer, ciertos alimentos y las hormonas. Así que no tienes que juzgar tan fuerte a tu madre por esto.

2. Temperamento.

Nos encontramos con una de las primeras sorpresas de esta lista. ¿Sabía que el temperamento de uno, o la manera tranquila y racional con que manejas las cosas, no solo se aprende, sino que también se transmite desde la madre?

¡Vaya revelación! Algunos estudios recientes indican que la genética puede jugar un papel más importante de lo imaginado hasta ahora cuando se trata del comportamiento de una persona frente a una determinada situación.

Sin embargo, a mamá no se le puede culpar del todo en lo que se refiere la actuación de su hijo. Aunque el temperamento se transmite de la madre, existen muchos otros factores que también influyen, entre ellos la naturaleza, la composición del ADN y la nutrición y las experiencias personales.

3. Problemas con las articulaciones.

Diversas fuentes señalan que la artritis reumatoide es una condición que ocurre cuando el sistema inmune ataca al cuerpo y luego provoca inflamación de la mucosa que puede afectar las articulaciones y el cartílago, causando dolor e incomodidad. Y en caso de que haya antecedentes familiares de esta enfermedad, es posible que uno pueda desarrollar este trastorno más adelante en la vida, aunque no siempre.

Las posibilidades aumentan en un 50% si la madre de una persona lo tiene. A pesar de eso, los investigadores han descubierto que la mayoría de las veces es común que sean las personas que fuman, consuman grandes cantidades de carne o ingieran mucha cafeína quienes la desarrollen.

4. Calvicie masculina.

De acuerdo a los estudios realizados por el profesor aleman de genómica, Markus Nothen, en la Universidad de Bonn en Alemania junto a su grupo de investigación, existe un gen que puede ser la causa de la calvicie de patrón masculino y éste se encuentra justamente en el cromosoma X, que es transmitido a los hombres por la madre.

Esto significa que si un hombre quiere predecir qué le ocurrirá a su cabello en el futuro, todo lo que debe hacer es mirar a los caballeros del lado de la familia de su mamá. Así tendrá una idea de lo que le espera.

5. La enfermedad de Alzheimer.

Esta es la más común forma de demencia en las personas mayores. Los síntomas asociados con esta enfermedad incluyen: pérdida de memoria, problemas con el pensamiento e incluso problemas con el comportamiento.

Con el paso del tiempo, los científicos han logrado identificar los genes que pueden predisponer a algunas personas a ciertos tipos de demencia. De esta manera, se sabe que si una mujer sufre esta enfermedad, entonces sus hijos tienen un 30-50% de riesgo de desarrollarla en algún momento de su vida.

Entre lo que puedes hacer para disminuir es riesgo está mantener un buen peso y niveles saludables de colesterol después de los 35 años de edad. De esta forma, logrará minimizar en un 20% su probabilidad de ocurrencia.

6. Menopausia.

Esta es una situación normal que ocurre en la vida de una mujer alrededor de los 49 y los 52 años de edad. Aún así, no es raro que una mujer lo atraviese más temprano en la vida, o algunas veces más tarde. Los estudios han demostrado que una de cada 20 mujeres puede comenzar el proceso antes de los 46 años.

Cuando llega la menopausia, una mujer no tendrá más sus ciclos menstruales y ya no podrá dar a luz a ningún niño. Ahora bien, si una mujer sufre una menopausia temprana, tiene un 70-85% de posibilidades de pasárselo a su hija.

7. Hemofilia.

La hemofilia es un grupo de trastornos hereditarios que pueden causar un color rojo anormal en una persona. Hay dos tipos: Tipo A, que se llama hemofilia clásica que es más frecuente y se presenta en aproximadamente 805 personas con este trastorno; y una Tipo B, que se llama enfermedad de Christmas y es menos común; solo ocurre en el 20%. de personas con el desorden.

El rojo se debe a que la parte fluida de la sangre llamada plasma tiene poca de la proteína que necesita para coagularse. En este sentido, si una mujer con hemofilia tiene un hijo, entonces éste también tendrá un elevado riesgo de padecer el mismo trastorno.

Según se sabe hasta ahora, la hemofilia se transmite por el cromosoma X. Debido a que los hombres solo tienen un cromosoma X, están en mayor riesgo. Las mujeres tienen dos cromosomas X, lo que diluye la posibilidad de obtener este gen defectuoso.

8. Autocontrol.

Hay quienes son felices dejando que otras personas tomen el volante en sus vidas y las conduzcan en la dirección correcta, mientras que a otras les encanta tener el control, resultándole difícil cuando se trata de permitir que otros tengan el control.

En base a distintos estudios, al igual que el temperamento de una persona, la capacidad de autocontrol puede heredarse de la madre, especialmente si la persona crece en un hogar con reglas muy estrictas, toques de queda y no se le permite realizar tantas actividades divertidas, bien sea después de la escuela o durante el fin de semana como el resto de sus amigos.

9. Fecha de la primera menstruación.

Hay algunas chicas que no pueden esperar para obtener su ciclo menstrual (porque no tienen ni idea de lo que les espera), aunque generalmente las toma desprevenidas. La edad promedio para que una niña llegue a este momento es entre las edades de 13 y 15 años. A pesar de eso, se han dado casos de niñas que la obtienen a los ocho años de edad.

¿Sabía que tu madre básicamente puede decirte exactamente cuándo obtendrá tu período? De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto de Investigación del Cáncer de la Universidad de Londres, un 57% de las niñas comenzarán a menstruar dentro de los tres meses posteriores a la fecha en que tu mamá tuvo su ciclo. Algo asombroso, ¿cierto?

10. Daltonismo.

Esta enfermedad es más común en hombres que en mujeres. De seguro que por esto podría considerarse seriamente la idea de que los papás se lo transmitan a sus hijos, pero no. Según lo que se sabe, en realidad su transmisión recae sobre los hombros de la madre debido a su composición genética.

Así, los investigadores han descubierto que la discapacidad visual es un defecto que se encuentra en el cromosoma X, que se hereda de la madre.

Ahora es el turno de papá…

Aunque los padres suelen ser asociados con una menor responsabilidad en el cuidado de los hijos, genéticamente tienen el mismo aporte que la madre. De hecho, hay muchos rasgo interesantes que provienen de él. Para saciar tu curiosidad, aquí te comentamos los más importantes.

1. Problemas dentales.

La gente es muy exigente con sus dientes. Todos sueñan con tener una sonrisa perfecta, blanca y recta. Muchos nacen con esa suerte, mientras que otros lamentablemente no tanto. Quienes nacen con los dientes perfectos viven disfrutando de esa dicha; otros en cambio invierten mucho dinero para obtener esa sonrisa perfecta, y un grupo no puede costear el gasto teniendo que acostumbrarse a los dientes que tienen.

Pero lo que la mayoría no sabe, es que la sonrisa de una persona es un rasgo hereditario. ¡Es cierto! Tu sonrisa debes agredecerla a tu papá y a tu mamá, aunque papá es el principal responsable entre los dos. Se dice que son los genes del padre los más dominantes en este caso y es él quien tiene la decisión final. ¡Gracias por eso pa’!

2. Huellas dactilares.

Estos son uno de los aspectos más interesantes de la composición física de una persona. Históricamente se sabe que las huellas son únicas para cada persona. No hay dos iguales, ni siquiera para los gemelos idénticos.

Cuando nace un bebé, nacen con su propio conjunto de surcos en los dedos, específicos para ellos. Lo más curioso de sus impresiones es que su padre desempeña un papel en los diferentes patrones. Ningún niño o niña los tendrán idénticos a su papá, pero podría tener algunos remolinos o crestas que son similares a los dedos de su progenitor.

3. Estatura.

Si no estás conforme con tu estatura, culpa a tu padre por eso. De acuerdo a lo revelado por algunos estudios, tanto la mamá como el papá tendrán un impacto en la estatura de su hijo, pero es el padre quien tendrá el mayor impacto.

Si el padre es alto, lo más probable es que el bebé sea alto también, pero si la madre es baja, entonces el bebé probablemente no será tan alto como su papá, sino que será de estatura promedio. Obviamente, también significa que si el papá es bajo, entonces el bebé también será bajo.

4. Fertilidad masculina.

Son muchos los factores que influyen en el hecho de que un hombre o una mujer sean infértiles, abarcando algunos aspectos genéticos, otros por motivo de enfermedad, e incluso a causa de un accidente.

Sin embargo, algunos estudios han demostrado que la producción de esperma realmente puede desempeñar un papel preponderante en cuanto al componente genético.

Cuando una familia decide buscar ayuda para concebir un hijo, a causa de que el padre posee una cuenta de esperma baja, optando por la fertilización in vitro para quedar embarazada, entonces si el niño en camino es un hombre, es muy probable que también tenga problemas con una cuenta baja cuando sea mayor.

5. Hoyuelos.

Hay dos tipos de hoyuelos. Los de la mejilla que aparecen cuando la persona hace alguna mueca facial, mientras que el del mentón está presente todo el tiempo. Aunque lo común es tener dos, uno en cada mejilla, hay algunas personas que solo tienen uno solo, bien sea en la mejilla izquierda o derecha.

Te sorprenderá saber que aunque son amados, admirados y, a menudo, deseados, los hoyuelos científicamente están clasificados como una deformidad facial.

Sean una deformidad o no, es imposible negar que estas pequeñas marcas son adorables. Ahora te informamos que también son genéticas. Si un papá tiene hoyuelos, existe una gran probabilidad de que su hijo también los tenga. Así que, ames u odies tus hoyuelos, culpa a tu padre por ellos.

6. Problemas cardíacos.

El corazón de una ser humano es el órgano más importante en su cuerpo, al igual que el cerebro. Es el que bombea la sangre por todos los órganos y extremidades y sin él, no podemos sobrevivir. Sin embargo, existen problemas que pueden surgir que impiden al corazón hacer eficientemente su trabajo.

Es así como se sabe que los problemas cardíacos que puede sufrir una persona son heredarados de su padre. Los expertos han informado que 1 de cada 5 hombres tienen un gen que puede aumentar el riesgo de enfermedades coronarias en un 50%.

7. Problemas de salud mental.

Este tipo de situaciones son una fuerte lucha. Hasta el día de hoy, los expertos todavía están tratando de identificar con certeza las causas de muchos problemas de salud mental conocidos hasta ahora.

Si bien hay muchos por descubrir, para algunos ya han sido identificado. En este sentido, diversas investigaciones han demostrado que los padres mayores con TDAH o esquizofrenia tienen cuatro veces más probabilidades de transmitir sus discapacidades a sus hijos.

Se sabe que a medida que un hombre envejece, ocurren mutaciones en su ADN, que pueden transmitir a sus hijos en cualquier momento de su vida.

8. Espíritu aventurero.

¿Has caído en cuenta de que a algunas personas les encanta ser temerarios, embarcarse en cualquier aventura y tomar riesgos que otra gente más sensata no se atrevería jamás?

Aunque no lo creas, esto es a causa de un gen que poseen. Para nuestra sorpresa, varios investigadores descubrieron que existe un gen que causa la necesidad de asumir riesgos.

¿Qué significa esto? Simple, si su esposo o el papá de tu bebé es un temerario, entonces tu dulce paquete de alegría también podría estar encaminado a buscar aventura y tomar ciertos riesgos como su padre. Incluso puede experimentar algunas de esas acrobacias antes de nacer.

9. Labios gruesos.

En la actualidad, muchas mujeres están tomando medidas extremas para presumir de unos labios tan carnosos comonlos de Kyle Jenner. De hecho, algunos hombres también están entrando al quirófano o recibiendo inyecciones para agrandar sus labios. Aunque algunos afortunados nacen con esta maravillosa cualidad.

Lo que la mayoría no sabe, es que los papás son quienes técnicamente aportan esta característica a sus hijos. La estructura de sus labios será transmitida de generación en generación, incluyendo tanto el tamaño como la estructura de los labios.

Así que, aquellos hombres con labios carnosos tienen un rasgo más dominante, lo que significa que entonces sus futuros hijos también serán así.

10. Género del bebé.

Por último pero no por eso menos importante, esta este interesante rasgo, aunque probablemente sea el más conocido de toda esta lista ya que en la escuela aprendemos lo básico sobre los cromosomas y qué género tiene cada uno de ellos.

Ahora bien, cuando una pareja decide tener un bebé, la madre le pasa un cromosoma X al feto, mientras que el padre pasará uno X o uno Y. De esta manera, si es una X, entonces el bebé será una niña, pero si pasa a un cromosoma Y, el bebé será un niño. Debido a que los cromosomas de la madre son fijos, todo depende del padre y de lo que él transmita.

¿Cuál de estas características le agradeces más a tus padres? ¿Cuáles menos? COMENTA y COMPATTE con tus amigos para que se enteren de esta curiosa información.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: