La creatividad sin sentido común puede ser desastrosa y divertida.

En algunos casos, las innovaciones pueden ser realmente interesantes y hacernos ver las cosas desde un ángulo. El problema es cuando los diseñadores simplemente van por la borda.

Mira, en esta lista, una serie de momentos en los que los diseñadores solo tenían que hacer una cosa y fracasaron de manera impresionante:

Todos los que pasan por ahí tienen un pequeño percance.

Decoraciones en una fiesta infantil hacen mal pensar.

Este es un lavamanos o mingitorio.

Pobre Elsa, su cara luce muy diferente.

El que diseño estos guantes no se percató de los tamaños de los dedos.

Se pasaron con las modificaciones.

Un alberca para perros fantasmas.

Estos platos parecen sucios todo el tiempo.

Estos tenis tiene un mal color.

¿Qué parecen estas cortinas?

No siguieron un patrón.

Era para protegernos del agua y creó una cascada.

Unos pantalones blancos con manchas cafés no es una buena combinación.

 

No creo que haya sido una gran idea poner el tobogán ahí.
Indicaciones terribles.

“Redireccionando a la versión web
Ir a la versión de escritorio

No, ir a la versión de escritorio”
¿Qué tiene de malo el modelo tradicional?
Cochera no pensada para autos grandes.
Este desague no funciona:
Todo en contra del sentido común:
“Pedí al pastelero que usara la USB para poner la imagen del centro del pastel, creo que no fui claro”.
No me siento cómo viendo esto:
Ropa que no es como la imaginas.
Ok, ¿Eso es una ‘A’ o una ‘I’?
 Y me preguntaba por qué mi hijo no quiere bañarse.

Cuántos enojos habrán pasado en este baño.
Por si quieres saber quién es tu vecino que huele mal.

Cómodo y refrescante.
 No me siento cómo abriendo esta puerta:
La bebé terminator te está buscando:
Simplemente no:

El ingenio sin una pizca de sentido común puede provocar desastres como los que acabas de ver. Comparte esta galería con tus amigos diseñadores para que sepan que siempre tienen que pensar varias veces sus proyectos.