Mientras más hambre tengas, más cosas te parecerán apetecibles.

No todo lo que parece sabroso lo es. De hecho, algunas de las cosas que te hacen babear podrían obstruir tu sistema digestivo.

Para prevenirte sobre los peligros potenciales, hemos reunido una lista de “bocadillos prohibidos” y estas imágenes definitivamente confundirán tus ojos. ¿Es eso una barra de chocolate o una rodaja de arcilla? ¿Un gato derretido o un trozo de harina? ¿Un plátano o una serpiente? Descúbrelo con estas imágenes:

1. Esta no es una mortadela, es una rodocrosita.

2. Si no prestas atención te podrías comer ‘el postre’ equivocado.

3. Eso no es un brócoli.

4. Aunque también es frío, tampoco es un helado.
5. Esta es una roca que parece un pan con una mordida.
6. Lo peligroso de hacer empaques parecidos a la comida. Esto es un tratamiento para el cabello.

7. Esta arcilla es peligrosamente parecida al chocolate y alguien ya le dió una mordida.

8. No es pasta, son ligas.

9. Este pequeño insecto parece una mora.

10. El agua donde lavó los pinceles parece jugo de naranja.

11. No es carne, son hilos.

12. Un sushi de ave.

13. Esta es una serpiente que pudimos ver antes de intentar tomar una banana.

14. Este gato parece un postre.

15. No son palomitas de maíz, son rocas en una playa.

16. En muchos países de Asia se los comen, pero este es un perro casero, no un pollo.

17. Otro gato que parece un pan recién horneado.

18. Aunque algunos hongos sean comestibles, estos que parecen panqueques no lo son.

19. No es harina para un postre, es otro gato.

20. Aunque parezca pastel, esta es una roca.

¿Se te antojó más de una imagen? Comparte esta galería con tu amigo que más hambre tenga para sacarle una sonrisa.