La perspectiva forzada es una técnica utilizada a menudo por los fotógrafos para crear ilusiones ópticas. En pocas palabras, de esta manera los objetos grandes pueden hacerse pequeños y viceversa, los objetos muy pequeños pueden hacerse enormes.

Traemos a tu atención una selección de ejemplos de uso de esta técnica por fotógrafos aficionados comunes:

1. Un soplido que se lleva a todos.
2. Para jugar no hay tamaño.
3. Esto es hacer un castillo en otro nivel.
4. Llevar a tu amiga a todos lados jamás había sido tan fácil.
5. ¿Cuál es el auto real?
6. Una pelota de golf del tamaño de una de playa.
7. ¿Un charco o un lago?
8. Un genial sombrero.
9. Excelente idea para una foto familiar.
10. Querida, me comí a la familia.
11. Refrescante.
12. Así se sienten muchas mamás haciendo malabares con sus pequeños.
13. Descansando un poco.
14. Otra genial idea para la playa.
15. Un pequeño mondadientes.
16. Lo ideal para no caer.
17. Un viaje ligero.
18. La frase “esos zapatos te quedan grandes” aquí es más literal.

¿Tú tienes imágenes de perspectiva geniales? ¡Déjalas en los comentarios! Comparte esta divertida galería con tus amigos para ver si pueden recrear una fotografía similar.