Cuando se contratan profesionales adecuados para hacer que un espacio público sea más cómodo, útil o racional, el resultado puede ser increíble, y estos 12 ejemplos lo demuestran:

1. Un banco que protege los árboles.
2. Cargadores gratuitos para teléfonos inteligentes y tabletas.
3. Paradas para esperar el autobús con un toque divertido:
4. ¿Qué tal algunas hamacas públicas para relajarse?
5. Estas sillas plegables parecen tulipanes. 6. Este banco que también es una mesa.
7. Estos diseños para un banco, una rampa de escaleras y un refugio para la lluvia. 8. Este banco púbico que te permite darle la vuelta después de la lluvia. 9. Una ciclovía que brilla en la obscuridad.
10. Una cerca reflectante es mucho más increíble que una cerca normal. 11. Este banco también es un huerto. 12. Estas son pequeñas bolas de plástico que se vierten en depósitos para proteger el agua de los contaminantes. También ayudan a reducir la evaporación y a retener el suministro de agua. Aunque están disponibles en varios colores, se eligieron las bolas negras, ya que absorben más luz solar, retrasando la evaporación del agua.

Cuando el ingenio y la creatividad se unen no hay límites. Comparte estas grandes ideas para que inspiren a otros países a arriesgarse por algo que puede parecer “loco”.