Todos lo seres humanos poseemos un alma y aunque no podemos verla ni tocarla, puede quebrarse como lo hacen los huesos (aunque no de la misma forma) y esta también necesita tiempo para sanar y reparase. Aunque no puedes ver tu alma ni la de los demás, ella se encuentra ahí y muestra quién realmente eres, tus emociones, las cosas que experimentes en la vida, lo que te hace sentir estar vivo, entre otros.

Son por estas y muchas otras razones por lo que el alma es muy importante y es por eso que debemos cuidarla y raparla cuando esta se haya roto.

Nunca debes ignorar el desgaste de tu mente, pues las consecuencias podrían ser fatales en tu cuerpo, por ejemplo, comienzas a experimentar distintas condiciones que pueden afectar tu salud mental, tal vez ansiedad crónica o depresión, mismas que podrían hundir tu alma en un profundo pozo del que no te resulte nada fácil salir.

Si tu alma se encuentra cansada y con falta de energía, es importante hacer algo al respecto.

A continuación, te mostramos 10 señales que te ayudarán a saber si tu alma se encuentra agotada:

1. Cuando una persona se acerca para hablar contigo o simplemente para saber cómo te sientes, te quedas callado sin poder responder porque no sabes ni siquiera cómo te sientes. Pero lo que si sabes es que algo muy complejo sucede dentro de ti pero no existe una manera de poder describirlo y ni siquiera sabes como liberarlo.

2. Tu emociones se intensifican. Es como si cualquier cosa que sintieras te carcomiera las entrañas, sin tener la capacidad de detenerlo, te sientes muy emocional y sensible sin razón alguna. Puedes llegar a sentir como si el corazón te explotara de amor y en un parpadeo todo se derrumba por completo.

3. La soledad se ha convertido en tu mejor aliada, a pesar de estar rodeada de un sinfín de personas. Te sientes una persona muy solitaria y comienzas a cuestionar a todas las personas que se encuentran a tu alrededor, incluso dejas de confiar en ellas y siempre tienes una actitud defensiva.

4. Tu cuerpo se agota con cualquier movimiento por más simple que sea. Cuando tu alma pierde energía tu cuerpo lo siente. Aunque vayas al gimnasio y hagas ejercicio, no te hará sentir feliz ni satisfecho, esto pasará de ser una actividad divertida y entretenida a un trabajo duro y sin sentido.

5. Constantemente se producen pequeños ataques de pánico o ansiedad crónica.

6. El futuro te asusta y te vuelve una persona insegura. En ocasiones te sientes tan cansada que sólo quieres hacer tus maletas e irte y empezar de cero en un nuevo lugar, porque lo que te hacia feliz ahora ya no te interesa en lo más mínimo.

7. A veces durante el día quieres descansar un momento pero terminas recostado durante horas. Por las noches te es muy difícil poder dormir y por las mañanas te cuesta trabajo despertarte, cada día es una gran batalla poder levantarte de la cama. Las noches son muy inquietantes con sueños muy intensos y pesadillas que parecen muy reales.

7. En muchas ocasiones te sientes rota, tal vez esto se deba a que la mente no está sincronizada con el cuerpo.

9. Todo el tiempo tienes una sensación de dolor en tu cuerpo. Sientes que tus músculos se tensan, te dan mareos, dolor de cabeza, dolor de estómago y en ocasión tu visión luce borrosa.

10. A veces drásticamente pasas de ser una persona feliz, cariñosa y compasiva a ser una persona resentida y sin corazón.

Aunque muchos no la consideran importante, tu alma también merece ser una prioridad en tu vida, sobre todo si presentas alguna de estas señales. Te recomendamos descansar el tiempo que necesites, apagar tu teléfono y desconectarte del mundo para que hagas lo que más te gusta.

A veces lo mejor es tomar un largo y agradable baño, escuchar tu música favorita, meditar o pasar tiempo con tus seres queridos. Evita todo aquello que te haga daño como los pensamientos negativos, peleas o discusiones.

Aprender a escuchar lo que tu alma necesita, te ayudará a eliminar todo aquello que la afecte tu alma y no olvides enfocarte solamente en las cosa positivas.

Fuente consultada: de-noticias

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: