Akie es una artista que se inspira en las formas de las piedras que se encuentra en su camino y toma aquellas que cree están destinadas a ser un personaje en específico.

Desde niña ha coleccionado piedras pero fue hasta el 2011 que un día decidió usarlas como lienzos mientras se encontraba caminando a la orilla de un río y se topó con una que tenía la forma de un conejo.

¨Cada roca tiene su intención y considero nuestros encuentros con ellas como una señal para pintarlas según lo que vea en ellas¨, comentó la artista.

Luego de encontrarse con piedras que piensa tiene forma de animales, ella piensa detenidamente en el siguiente paso y se pregunta ¿Estoy pintando el lomo en el lado correcto? ¿Estoy poniendo todo justo donde debe ir? ¿Estoy respetando la forma natural de la piedra?, luego de obtener todas las respuestas comienza a pintar cuidadosamente la piedra con pintura acrílica.

Gatos, perros, búhos y todo animal que llegue a ver en las piedras es lo que Akie pinta en ellas. Es hasta el final cuando pinta los ojos y sólo hasta que considera que estos lucen ¨vivos¨ es que sabe que su trabajo está terminado.

Akie piensa que cada roca tiene una historia que contar y por eso ella trata de darles ¨vida¨ a través de la pintura, incluso ha confesado que en ocasiones conversa con la piedra que está pintando mientras la tiene en su mano.

En el perfil de Instagram de Akie puedes ver más sobre su maravilloso trabajo, con un poco de suerte tal vez te hagas acreedor de una de sus maravillosas piezas la próxima vez que publique disponibilidad.

Mira la manera tan espectacular en que Akie transforma estas piedras en adorables pinturas de animales:

Es indiscutible el talento de esta artista ¿no crees? ¿Qué opinas acerca de sus creaciones?

Creditos: Akie

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: