El cielo nos brinda espectáculos increíbles, de eso no cabe duda, sean los amaneceres o las lluvias de estrellas, cuando volteamos hacia arriba es casi seguro que tendremos algo que ver.

Hace unos días, los pasajeros de un vuelo de Filadelfia a Miami tuvieron una sorpresa que pocas personas tienen la suerte de presenciar. El 17 de julio y con ayuda del piloto pudieron ver el despegue de un cohete desde las ventanillas del avión.

El piloto al mando habló por el altavoz y pidió a los pasajeros observar lo que sucedía al lado izquierdo de la aeronave.

Instagram/@ vynniemila

“Señores pasajeros, es su día de suerte. En el lado izquierdo del avión verán el lanzamiento de cohete sobre las costas de Florida”. El inesperado mensaje tomó por sorpresa a todos los que iban a bordo.
Se trataba de uno de los cohetes espaciales de la empresa Space X de Elon Musk, el hecho quedó capturado gracias a una de las pasajeros, Vynnie Mila, quien lo compartió en sus redes sociales para documentar el sorpresivo momento.

“Mas que afortunada de los regalos que la vida nos entrega, la mayoría de las veces sin merecerlos. Aquí pude ver en primera fila desde el aire el lanzamiento de un cohete. Que súper lujo!”, escribió Mila junto al video del despegue.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vynnie Mila (@vynniemila)

Obviamente todos comenzaron a preguntarse de que se trataba en realidad y al averiguar descubrieron que la empresa de Musk tenía un lanzamiento programado el día que lo vieron.

El cohete Falcon 9 que transportaba 53 satélites del proyecto Starlink, el que despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral.

Como no es algo que se repita todos los días, todos los pasajeros se dirigieron a las ventanillas para poder ver y comprobar qué era lo que estaba generando una estela de luz.

El gran cohete espacial surcó los cielos de manera ascendentes y solo pudo observarse ese día.

“Está casi al mismo nivel del avión dirigiéndose hacia el norte”, les comentó el capitán mientras todos sacaban su celular para guardar el hecho.