La actriz tomó la mano de su hija Ruby y la sujetó con admiración y orgullo frente al mundo.

Jamie Lee Curtis es una de las actrices más reconocidas en la industria de Hollywood. Quizás la conozcas por varios de sus papeles más icónicos en películas como Freaky Friday o la aclamada franquicia de Halloween. Curtis ha vuelto a estar en los espectaculares tras el regreso de la franquicia de terror, con su última entrega Halloween Ends. 

Cuando regresó el aterrador Michael Myers en 2018, la actriz ofreció varias entrevistas conmovedoras, la más destacada fue una donde habló abiertamente de su hija Ruby y que el verdadero miedo que ella siente no es el que se refleja en su película, si no en la realidad.

Por si no lo sabías, Ruby, la hija de la actriz, es una mujer trans. Jamie habla abiertamente de Ruby y en dicha entrevista confesó que uno de sus más grandes miedo tiene que ver con ella y el peligro que corre: “Tengo una hija trans… y hay gente que quiere aniquilarla”, dijo la actriz.

Desafortunadamente, la vida para la comunidad LGBTQ+ no ha sido más fácil con el pasar de los años. Si bien hemos avanzado en lo que se refiere a la visibilización y la inclusión, todavía no es suficiente para garantizar un espacio seguro.

Afortunadamente, mientras el mundo se adapta, hay un conglomerado de personas dispuestas a luchar por los derechos de las distintas orientaciones sexuales e identidades de género. Una de ellas es justamente Jamie Lee Curtis.

Ella lo ha dejado claro en numerosas entrevistas y presentaciones en público. Esta semana, posó junto a su hija Ruby en la alfombra roja de Halloween Ends. Esta es la primera vez que lo hacen desde que se declaró públicamente transgénero en 2021, luciendo como una madre realmente orgullosa.

A la premier también asistió con su otra hija Annie, compartiendo una foto familiar del evento en Instagram, escribiendo: “Mi familia. La madre más orgullosa. Apoyo amoroso”.