No se si es por la pasión que tengo por los animales o qué, pero me encanta cuando un perro desconocido se acerca a mí para saludarme, pues no todos lo hacen. Es evidente que unos son más miedosos o tímidos que otros y no es tan fácil poder acercarse a ellos.

En el caso de esta perrita, Cora, no suele alejarse nunca de su dueño, ni saludar a desconocidos. Sin embargo, en esta ocasión, la perrita actuó diferente.

Su dueño, Madison Palms, estaba alucinando pues su perra se había separado de él en el aeropuerto. Cora decidió acercarse a un hombre que nunca antes había visto y se sentó a su lado para que la acariciase.

Al principio, Madison no entendía nada. Hasta que habló con aquel hombre al que su perrita se había acercado. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de lo inteligente que era su perra, mucho más de lo que imaginaba.

Madison adoptó a Cora en el verano del año 2017 y desde el primer momento sabía que no era una perrita más, que tenía algo más especial que la hacía diferente. Cora podía percibir como se sentían las personas y Madison pensó que podía ser adiestrada como perro terapia, por lo que empezó a entrenarla.

Cora no había tenido una vida fácil. Su anterior dueño la maltrataba y ni siquiera se dignó a llevarla ni una sola vez al veterinario, a pesar de que la perra no estaba bien por la falta de cuidados.

Pero, afortunadamente, la vida de Cora dio un giro de 180 grados desde que Madison la adoptó. La trata y cuida como una princesa, y la verdad es que ella no se separa de su lado desde entonces.

Hasta el mes de febrero, cuando ambas se encontraban en el aeropuerto. Y de repente Cora se acercó a un desconocido y se sentó a su lado.

Cuando Madison vio como su perrita se separaba de su lado, le extrañó, y mucho. Comenzó a hacerse preguntas… ¿Conocerá a ese hombre de algo? ¿Si no cómo es posible que se acerque y siente a su lado? Ella es una perrita algo miedosa…

El hombre parecía apreciar la compañía del perro y Madison decidió preguntar quién era. Comenzaron a conversar y él le dijo que también había tenido un perro pero que había fallecido trágicamente el día anterior.

Madison se quedó asombrado. Sabía que Cora tenía un talento especial y que podía percibir si alguien necesitaba su cariño, pero tampoco pensaba que pudiese ser tan inteligente. Sin saber cómo, Cora sabía que ese hombre necesitaba cariño y apoyo tras la pérdida de su perro.

Madison filmó a los dos juntos y después publicó el vídeo en el Facebook, mismo que ha sido ya visto por casi 400.000 personas.

Nunca debemos olvidar la suerte que tenemos de poder rodearnos de nuestros adorados perritos… Me alucina lo tantísimo que podemos aprender de ellos.

¡Y tampoco olvides COMPARTIR esta preciosa historia con todos tus amigos para que ellos también vean lo inteligentes que pueden llegar a ser los perros!

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:


Deja tu comentario