Los hijos son una una de las mayores alegrías para los humanos, incluso también para los seres vivos. Un claro ejemplo de ello es esta perrita Golden Retriver que se encuentra muy feliz ya que el año pasado quedó embarazada y en noviembre dio a luz a cuatro hermosos cachorros. Pero para su sorpresa no tenían ningún parecido a un Golden Retriver, incluso los mismos dueños de Rosie pensaron que se trataba de otro tipo de animal cuando los vieron por primera vez.

La madre de los cachorros se llama Rosie y es una mezcla de Golden Retriver. Ella y sus pequeños viven en Carolina del Norte, EEUU, con sus dueños John y Katie Black, ellos trabajan como voluntarios en un centro de rehabilitación ayudando a perros lesionados y buscando quien pueda adoptarlos.

La pareja adoptó a Rosie algunos años atrás, pero el año pasado se dieron cuenta que Rosie estaba embarazada.

No fue hasta noviembre cuando dio a luz de unos hermosos cachorros.

John y Katie estaban muy emocionados por la llegada de los cuatro cachorros. Cuando se llegó el gran día la pareja no podía esperar más y se acercó a ellos pero quedaron sorprendidos al mirarlos. No podían creer que no tenían ningún parecido con su madre.

Sin embargo, eso no les importó, ellos estaban muy felices al igual que Rosie, pues eran unos hermosos cachorritos y lo mejor de todo es que nacieron sanos.

Los dueños decidieron ponerle los siguientes nombres: Daisy, Betsy, Clarabelle y Moo.

Rosie los cuida muy bien, pero como cualquier ser vivo necesita descansar ya que el trabajo de madre es muy agotador.

¡Realmente son unos cachorros muy hermosos!

De sólo mirarlos estas preciosas ¨vaquitas¨ enamoran a cualquier persona ¿no crees?

Ya ha pasado el tiempo y han crecido y como era de esperarse se han convertido en unos preciosos y curiosos perritos.

Esta es la orgullosa madre. ¿No es muy hermosa también?

Aunque no tienen un gran parecido con Rosie, son muy hermosos ¿no crees?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: