El animal vivió sus últimos años completamente sola

La hembra delfín vivía en cautiverio en un acuario abandonado en Japón, tras años de soledad ha fallecido en soledad en su tanque en el parque marino Inubosaki, en la ciudad de Coshi.

El triste deceso fue confirmado por la ONG Dolphin Project. Precisaron que su fallecimiento se dio el pasado 29 de marzo.

En el 2018, varias imágenes de Honey fueron dadas a conocer en septiembre de ese año. Causaron indignación en Japón y el resto del mundo, las tomas desde el aire daban cuenta de la pésima situación en la que la delfín se encontraba.

Honey fue capturada en el 2005 y había estado junto con otros animales marinos en el acuario desde entonces (46 pingüinos y varias especies de peces y reptiles la acompañaban). El parque tuvo que cerrar al público por problemas en la gestión económica y el futuro de los animales estuvo en el limbo.

Durante estos años, los animales quedaron a su suerte en las instalaciones, solo un cuidador iba a alimentarlos y limpiar los hábitats.

El parque fue vendido en el 2019 pero, a pesar de sus intentos por comprar a Honey para liberarla, a inicios de marzo se hizo evidente que no iba a sobrevivir. Solo unas semanas después el animal murió en su tanque.

“Honey la delfín nariz de botella languideció en su tanque“, escribe Dolphin Project en un comunicado.

“Aunque trágicamente no pudo escapar del recinto artificial en el que sufrió, Honey seguirá siendo el rostro del cautiverio de delfines durante muchos años“. Se lee un una publicación de la ONG.

La organización compartió uno de los últimos videos donde se vio viva a Honey y su deplorable situación.

La delfín hoy es un estandarte para la lucha de la liberación de animales en cautiverio. Comparte esta triste noticia para que no se vuelan a repetir casos como este