Si la naturaleza es hermosa y extraordinaria es sin duda gracias a la diversidad de flora y fauna ¿o no?

Es increíble que existan tantas especies de ambas pero una desgracia que por culpa del ser humano poco a poco estas vayan desapareciendo. Parece que continuamos sin querer hacer consciencia de nuestros actos y con ello demostramos cuanta maldad puede existir en algunos.

Si los animales están clasificados ¿por qué los seres humanos no?, si es claro que no todos somos iguales y conforme pasa el tiempo la humanidad demuestra que puede llegar a ser más salvaje y peligrosa que los mismos animales.

Un ejemplo de ello es la historia de un tigre siberiano el cual se encuentra en peligro de extinción, mismo que debido a su mal estado decidió salir de su zona para buscar ayuda con los humanos, aún cuando siempre se evita el contacto entre ambos.

La rusa Alexey Khadeyev un día salió temprano al patio de su casa y cuando intentó abrir la puerta, sintió que algo la estaba obstruyendo, al darle un fuerte empujón de repente escuchó que un animal gruñó muy fuerte, ella se alarmó y decidió llamar al Servicio de Seguridad de la ciudad.

Cuando estos llegaron se dieron cuenta de que se trataba de un tigre, mismo que sedaron para trasladar al Centro de Rehabilitación Alekseevka de Primorsky, Rusia.

El felino nunca mostró un comportamiento agresivo y se mantuvo en calma, quizás porque buscaba la ayuda de los humanos con desesperación como último recurso.

Se trataba de una hembra de 10 años la cual no tenía los dientes superiores y presentaba problemas en la mandíbula, quizás eso explica su estado de cansancio pues al tener problemas en la mandíbula comer le resultaba imposible y quizás tenía días sin probar alimento, esto fue lo que la llevó a buscar la ayuda de los humanos.

El estado del animal era crítico y necesitaba ser atendida con urgencia. No se sabe a ciencia cierta qué le ocurrió pero posiblemente fue atacada por cazadores que no lograron su cometido aunque esta no presentaba heridas de arma de fuego pero los problemas en su cavidad oral eran graves.

Además, también se le encontró en un estado de completa exhaustividad, posiblemente porque no se ha alimentado correctamente, problemas en las encías y sin dientes superiores. Aún no se le ha podido hacer una intervención quirúrgica debido a su falta de fuerza pues no soportaría la anestesia general.

A pesar de ello se le han brindado todos los cuidados necesarios y se está haciendo todo lo posible para que su recuperación sea más rápida y pueda reponerse.

Ahora disfruta de un festín de carne molida para que pueda tragar con facilidad y la comida le haga recuperar fuerzas, así estará fuerte para soportar la cirugía que está en espera.

Esperamos que pronto se recupere para que pueda volver a su hábitat.

Este es un ejemplo de que al final, sin importar la especie o la raza, todos podemos llegar a necesitar de todos.

Fuente consultada: zoorprendente

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: