Si hay algo que debemos aprender de los animales es su eterno amor y agradecimiento, cada día recibimos más lecciones de vida de parte de ellos; un animal agradece la vida entera con amor y confianza.

Un día Brantly Harrison y su familia encontraron una ardilla de cuatro semanas que estaba a punto de morir después de ser atacada por un búho. Lo que la familia no se esperaba era el increíble vínculo que se iba a crear entre ellos.

Picked up this sweet baby girl today. We will keep her safe until she can get to a rehabber. I love being able to play a small part in this baby’s life. ❤️

Publicada por Bella the Squirrel and her crazy canines en Jueves, 20 de septiembre de 2018

Al ver a la ardilla con heridas, no lo dudaron ni un segundo, se la llevaron a casa y la cuidaron y curaron, mientras estuvo en casa la pusieron el nombre Bella.

En poco tiempo, la ardilla ya era una más de la familia.  Cuando Bella se recuperó por completo, la dejaron libre y la devolvieron a su hábitat natural, cuenta el periódico británico Metro.

Una visita inesperada

Pasaron los años y la familia pensó que nunca más volvería a ver a Bella, pero un día de repente, oyeron unos ruidos en la ventana: ¡era ella!

La pequeña ardilla había crecido, pero nunca se había olvidado de la familia que le dio cobijo y la había salvado.

Bella siguió visitando de manera regular el jardín de la familia. Para Brantly y su familia ya era algo habitual, y la consideraban parte de la familia.

Sweet CID sits and waits at the door every day and waits for Bella to come visit. I always wonder what each of them are…

Publicada por Bella the Squirrel and her crazy canines en Jueves, 14 de diciembre de 2017

Hasta que un día, Bella comenzó a golpear la ventana. Parecía que quería decirles algo pero no podía expresarlo.

Menos mal que a la familia le pareció que actuaba de forma extraña y se dieron cuenta de que a Bella le ocurría algo: efectivamente, la ardilla se había lesionado el pie. Rápidamente la cuidaron de nuevo dándole antibióticos y colocándola en una confortable cajita hasta su recuperación.

Publicada por Bella the Squirrel and her crazy canines en Jueves, 21 de diciembre de 2017

Fue ahí cuando se dieron cuenta de que Bella quería decirles algo. A su lado en la caja, ¡aparecieron tres crías de ardilla!, Bella quería obviamente que ellos también fueran parte de la familia.

Bella está segura y tranquila porque confía en su familia, sabe que estos cuidarán de ella y de sus bebés hasta que ella se recupere completamente y sus bebes estén listos para abandonar el nido y ser libres.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: