El nombre de la mujer es Kari Falla, ella es una peluquera canina profesional, y una noche como cualquier otra, gracias a las redes sociales se enteró que un perro con un largo perro y lleno de pulgas había sido visto cerca de su casa en Florida.

En cuanto lo vio no dudo en ayudarlo, inmediatamente se puso en contacto con la persona que había encontrado al perrito, debía llevárselo a su estética para darle un buen merecido arreglo. Además, el perro también llevaba una correa pegada a la piel, el canino necesitaba ayuda urgente. Y sin importarle la hora, esta mujer comenzó a ayudar al perrito, quien estaba en muy mal estado, su pelo estaba demasiado duro y apestoso.

La tarea no fue fácil y tuvo que invertir casi toda la noche para poder darle un nuevo look y un buen respiro. Tuvo que quitarle entre 9 y 11 kilos de cabello, todo estaba hecho nudos.

El perrito fue entregado al hombre que lo encontró quien inmediatamente lo llevo a revisión fue ahí en donde se enterraron que el perrito era sordo y ciego.

Afortunadamente el perro pudo sobrevivir mucho tiempo en las calles considerando su delicada situación, es por eso que su nuevo dueño decidió nombrarlo Lucky.

Al final este bello perrito pudo tener una nueva oportunidad, gracias a estas personas que todavía existen y se preocupan por los animales que se encuentran sin hogar.

Apoyemos este tipo de acciones y un gran aplauso a Kari Falla por su gran ejemplo.

Si te gustó esta historia, compártela con tus amigos y deja un comentario para apoyar este tipo de acciones. 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: