En zonas con mucha vegetación o donde hay aguas estancadas, es muy normal que vivan abejas y avispas, sobre todo durante el verano y al atardecer. A no ser que seas alérgico, un picadura no suele suponer más que un poco de hinchazón y dolor que desaparecerá en unos días. Pero aún así, es bueno saber cómo actuar en caso de que te pique una.

¿Qué hacer si me pica una avispa o una abeja?

Diferenciar una avispa de una abeja

Las avispas normalmente anidan en pequeñas colmenas, suelen tener un aguijón afilado y pueden picar varias veces. Las abejas, sin embargo, tienen un aguijón en forma de arpón que queda clavado en la piel y mueren después de picar.

Reacción de la picadura

A nivel local, normalmente la picadura tanto de una como de otra, hace que la zona se inflame ligeramente, se enrojezca y duela. A nivel general, en lo que se conoce como reacción anafiláctica, puede provocar malestar, dificultad para respirar, urticaria, estornudos, mareos, e incluso, bajada de tensión. En estos casos, hay que acudir de inmediato a urgencias, aunque no suele ser lo habitual.

Remedios para aliviar el hinchazón y el dolor

En el caso de que la reacción sea normal, hay que seguir los siguientes consejos:

Sacar el aguijón

Si se trata de la picadura de una abeja, hay que sacar el aguijón para evitar que se expanda el veneno. Se puede sacar con una uña, unas pinzas o con un objeto plano sin filo. No se debe apretar la picadura. En cualquier caso, lo ideal es que lo haga un profesional sanitario.

Lavar la herida

Es muy importante mantener la herida limpia para evitar infecciones, por eso lo ideal es lavarla con agua y jabón.

Aplicar hielo

Aplicar hielo en la zona afectada por la picadura ayuda a bajar la inflamación y disminuir el dolor. Es conveniente introducir cubitos de hielo en un trapo o una toalla y ponerlos sobre la picadura. Probablemente hayas oído alguna vez que también es bueno aplicar barro, y aunque es cierto que disminuye el tamaño de la picadura, corres el riesgo de que se produzca una infección.

Algodón con bicarbonato

Algunos médicos recomiendan frotar la zona con un algodón con bicarbonato o con un desodorante que tenga aluminio, para anular el efecto del veneno.

Usar antihistamínicos y antiinflamatorios

Shutterstock KP Photograph

Para reducir el picor se puede tomar un antihistamínico y para aliviar el dolor y la inflamación un antiinflamatorio. Los corticoides también pueden ser una buena opción, pero estos tienen que usarse bajo prescripción médica.

Precauciones para evitar picaduras

Evitar los colores vivos y perfumes

En el caso de las abejas, evita siempre vestirte de colores muy vivos, ya que al ser del mismo color que las flores, las atraen. Los mismo ocurre con los perfumes.

No dejar comida ni basura

Dejar comida o basura al aire libre atrae a las avispas, haciendo que sea más fácil que sufras una picadura.

No andar descalzo

No andes descalzo por el campo ni zonas ajardinadas ni introduzcas la mano en ningún agujero, es donde las avispas suelen hacer sus nidos.

¿Te ha picado alguna vez una avispa o una abeja? ¡Sabías qué había que hacer en estos casos?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Imagen de portada: Irina Kozorog / Shutterstock

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:


Deja tu comentario