Una colosal fiesta

EL COVID-19 está poniendo una cosa clara, mientras los humanos nos quedamos en nuestras casas el planeta se está limpiando. No hace mucho se vio que en Venecia ya se podían ver las aguas claras e incluso pequeños peces. O los centenares de monos buscando comida por las calles de Tailandia. Todo por quedarnos en nuestras casas.

Aunado a estas anécdotas, 14 elefantes asiáticos decidieron dar un paseo en una villa de la provincia de Yunan en China, para buscar algo de comida. Quizá por equivocación (o no) terminar borrachos durmiendo en un campo de té.

Según una publicación de Epicalyptic en Facebook, los paquidermos estaban en búsqueda de comida, para precisar maíz que es muy común en esa provincia. En lugar de terminar llenos terminaron de comida, encontraron 30 kilos de vino de maíz.

La siguiente imagen desata mucha ternura y risas ya que los elefantes decidieron tomar una siesta después de la borrachera que tuvieron. La sonrisa que tienen algunos es la cereza del pastel.

La naturaleza está recobrando los espacios que los humanos le hemos quitado. Tenemos que ser conscientes lo bien que le va al planeta que nosotros no estemos presentes en esta cuarentena.

Quizá el COVID-19 es el llamado de atención para ver que nuestro planeta, no es tan nuestro después de todo. Comparte la felicidad de estos elefantitos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: